¿Por qué y para qué una rev...

¿Por qué y para qué una revista científica en la universidad?

Para el primer semestre de 2019 se realizará el lanzamiento de la revista científica Humanitas Hodie, de la facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Educación de la Uniagustiniana. Es entonces un buen momento para, por un lado, recapitular lo realizado por el equipo editorial, pero también para compartir esta experiencia, esperando que pueda ser de interés para los lectores interesados por el mundo editorial universitario.

 

La Facultad y la vicerrectoría de investigaciones identificaron como pertinente y coherente con el plan de desarrollo, la creación de una revista científica. Empero, dicho proyecto implica tener diversas consideraciones de las cuales resaltaré las más importantes durante la etapa inicial.

 

Lo primero que hay que entender cuando se trata de una revista científica es que ésta y su funcionamiento deben obedecer a una serie de directivas que, en el caso de Colombia, están formuladas por Colciencias. Es esta entidad la que define aquello que será considerado como revista científica, aunque esos criterios, en general, corresponden de manera adecuada con los estándares y las prácticas de la comunidad científica internacional. Así pues, es importante tener claro qué es lo que se espera de una revista que pretenda a ese carácter.

 

Lo segundo que hay que tener en cuenta son las personas hacia las que se dirige una publicación científica. Por un lado, y de manera evidente, están los lectores deseados. Pero sería inadecuado creer que, al saberlo, se ha definido el público objetivo de la revista. Así pues, dada la manera en la que está conformado el mercado de las revistas científicas, hay otro público que no se puede olvidar: el de los autores.

 

Al conjugar ese grupo de consideraciones es posible obtener un comienzo relativamente firme. A esto debe sumarse el hecho de que aspirar a ser una revista científica implica que el equipo editorial de la publicación tiene que estar compuesto por miembros con ciertas características bien precisas para asegurar la calidad e imparcialidad de las decisiones editoriales. También, dicha pretensión tiene un impacto sobre la ruta del trabajo editorial pues es necesario seguir un riguroso proceso de evaluación por doble par ciego.

 

Así pues, teniendo esas exigencias en cuenta, es necesario reconocer, desde el inicio, el público lector y escritor de la publicación: ¿qué autores quiero atraer y qué lectores deseo interesar? Para responder esta interrogación es pertinente, primero, establecer una línea editorial coherente con lo que se desea. En nuestro caso, el interés es el de promover un espacio de discusión en torno a las ciencias humanas, los estudios religiosos y la educación.

 

Sin embargo, a la hora de determinar esa orientación también parece relevante examinar el estado del “mercado” de revistas especializadas dado que está saturado de publicaciones. Esto implica que, lanzar una nueva publicación enfocada en este o aquel tema, puede no ser la mejor de las ideas si esos espacios ya están ocupados por varias revistas bien consolidadas. Esta consideración es válida para ambos públicos a los que se desea atraer: es menos probable que un lector o autor talentoso se interese en una revista joven si existen ya otras diez sumamente consolidadas. Así mismo, esto tiene consecuencias significativas sobre el equipo editorial, específicamente sobre los comités editorial y científico pues sus integrantes cumplirán una función esencial a la hora de promover la revista.

 

En cierto sentido, uno de los recursos más valiosos de los que dispone una publicación científica, más aún si se trata de una que apenas comienza, es su credibilidad. Para ganarla, y mantenerla, es necesario tener una línea editorial coherente, mostrar transparencia y rigurosidad con el proceso de evaluación del trabajo y dedicación de sus autores, y disponer de los medios para ganar visibilidad conservando siempre esa credibilidad. Para alcanzarla es esencial reflexionar cuidadosamente a la hora de responder las preguntas antes mencionadas.

 

Así pues, algunas de las consideraciones más importantes a la hora de tomar la decisión de crear una revista científica tiene que ver ciertamente con las líneas editoriales y con las convicciones disciplinares; sería un sinsentido olvidar que es necesario tener en cuenta las restricciones que impone el apelativo “científico” así como el contexto editorial en el que la publicación tendrá que desenvolverse. Estas reflexiones fueron algunas de las que el equipo de Humanitas Hodie y la coordinación editorial tuvieron a la hora de comenzar a pensar en la revista de la facultad.

 

Jose Ávalrez Sánchez, Ph.D.

Editor general

Humanitas Hodie

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *